Intraemprendimiento: ¿Solución al fracaso de los proyectos de transformación digital?

el

Intrapreneurlarge

Articulo de: ANDRÉS WALDRAFF – Techcetera

Según un famoso estudio de McKinsey, mas del 70% de los esfuerzos de transformación falla. Mi perspectiva es que el restante 30% se encuentra en medio de la ejecución y por eso no se considera fallido aún. Una transformación nunca es fácil. Son tantos los factores que pueden afectar el resultado, que la probabilidad de que alguna combinación de ellos afecte negativamente a la transformación es muy alta.

Las transformaciones, digitales o no, están relacionadas muy de cerca con el concepto de innovación. Transformar implica cambio y cambio implica hacer cosas nuevas o diferentes. El asunto es que ningún grupo directivo, por mas capaz, preparado o inteligente que sea, podrá tener en cuenta todos los factores en una iniciativa innovadora. Por este motivo casi todas las organizaciones toman decisiones de gasto e inversión bajo niveles de incertidumbre ta altos que deberían ser considerados inaceptables. No sorprende entonces que la misma la misma McKinsey haya encontrado que 20% de los proyectos de tecnología pone en peligro la sostenibilidad de sus empresas.

Reducir la incertidumbre a niveles aceptables

Uno de los principios base del álgebra dice que para resolver un sistema se necesitan tantas ecuaciones como variables se plantean. Así, la ambigüedad en los factores que dominan un proyecto innovador, obliga a tomar un camino diferente. Desde tiempos antiguos encontramos la solución a este problema. Para resolver un problema en donde no conocemos las ecuaciones que explican todas las variables es necesario experimentar. Es la aplicación del “método científico”.

Es importante decir que el método científico no necesarimente elimina la incertidumbre. Es posible que a través de las observaciones sea posible derivar la combinación que explica el comportamiento. Pero en la mayoría de los casos, el método solo reduce la ambigüedad hasta niveles aceptables. Obviamente, mientras mas experimentos se corren, menor es la incertidumbre. Pero siempre habrá un punto en el cual el esfuerzo marginal de correr un nuevo experimento no se compadece con la reducción esperada en la incertidumbre. Cuando eso sucede, es necesario tomar la decisión de aceptar el nivel de incertidumbre actual, o abandonar la hipótesis.

Aplicando el método científico al problema de la transformación

Steve Blank dice que un “startup” es una organización temporal diseñada para buscar un modelo de negocio viable, repetible y escalable. Es decir que la tarea de un startup es correr experimentos hasta encontrar una formula de factores que reduzcan el riesgo hasta un nivel aceptable para los potenciales inversionistas. En el argot del emprendimiento, cuando eso sucede se dice que se encontró “product/market fit”.

Por este motivo, algunos expertos han propuesto la creación de “extraemprendimientos” como solución a la innovación empresarial. La idea es establecer colonias externas que, a través de un sistema establecido y acordado, aprovechen los recursos de la empresa para generar nuevos modelos de negocio que permitan su transformación. Explicado de otra manera, es como construir una casa vecina a las escondidas, para un día simplemente trastearse a la nueva y dejar caer la antigua por abandono. Los problemas de esta aproximación no son menores. El mayor de todos: pocas empresas se atreven a canibalizar su negocio.

Startups internos

Pero el concepto de emprendimiento empresarial no es del todo descabellado. Las empresas que mejor han logrado avanzar en su esfuerzo de transformación, han entendido que deben coexistir 2 momentos en la transformación. Un primer momento de diseño, donde equipos pequeños trabajan en diseñar pequeños esfuerzos ordenados de transformación, cuya suma debe llevar a la transformación esperada. Y un segundo momento, cuando se encuentra fit entre usuario y propuesta, donde el diseño se entrega para su implementación y escalamiento.

Por ejemplo, un equipo ideal de analítica, debe incluir un grupo de científicos de datos, que experimentan cruzando información hasta encontrar respuestas a problemas percibidos del negocio. Pero también debe incluir una factoría que escala el despliegue de la informacion para que llegue a todas las instancias donde sea necesario.

Así, intuyo que lo que necesita organización que pretenda transformarse exitosamente, es tener un equipo, pequeño pero con mucha capacidad, cuyo objetivo sea identificar los retos de mayor incidencia sobre el desempeño del negocio, para luego encontrar soluciones a través de la experimentación. Solo cuando se encuentra un nivel de certeza aceptable, se solicita financiación interna para desplegar la solución a través de un proyecto.

¿Emprendedores o inversionistas?

Como la solución a un problema de negocio puede provenir de cualquier parte, un equipo como el propuesto toma una forma diferente según la perspectiva desde donde se mire. Internamente se ve como un intraemprendimiento dedicado a buscar una solución escalable al reto propuesto. Desde afuera el equipo se comporta como un capitalista de riesgo, buscando soluciones en el ecosistema emprendedor. Es en principio, un modelo mas complejo que el de un startup. Funciona como startup, se financia como startup, pero en realidad no es un startup, solo porque no tiene la flexibilidad de uno. Debe acogerse a las reglas del funcionamiento corporativo.

¿Cree que la figura es viable? ¿Conoce alguna empresa que este pensando en un modelo de este tipo? ¡Contáctenos por las redes sociales y conversemos al respecto!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s